Cultura

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La cultura en Bali es la fuente de la vida del pueblo que se vuelve imprescindible para la identidad de sus habitantes, con una manera de vivir completamente distinta si se compara con el resto del país. Esta porción mágica del archipiélago más grande del mundo, es una explosión de riquísima cultura tan diferente a cualquier otra que hayas visto, impregnada en cada rincón al que te dirijas, ya sea en su arquitectura, su música, sus lugareños con vestimenta tradicional y hasta en la sopa ¡aquí comes cultura! (aunque no lo creas, la comida de Bali representa un simbolismo cultural además de provocativo al paladar, pásate por nuestra sección de cocina y compruébalo). Son cerca de mil años que han definido y dado un estilo de vida centrado en la espiritualidad con el Agama Hindu Dharma, mejor conocido como hinduismo, el cual coloca a la Isla de los Dioses como la excepción ante el mayoritario porcentaje musulmán que predomina en Indonesia, pues sabrás que los ritos religiosos representan un fuerte vínculo con su identidad  según el calendario; y conectan a cada lugareño con los dioses, sus antepasados, familiares y hasta con la comunidad.

 

 

Pese a la visita masiva de turistas el pueblo balinés ha tenido éxito en conservar su cultura. Por esta razón la famosa isla puede continuar engrandeciendo su nombre y seguir posicionándose como uno de los destinos turísticos más paradisíacos en el que los visitantes vienen y van, pero lo que siempre queda y perdura es la cultura de Bali.

 

Bali es el destino bestseller que te genera plácida reflexión por su cultura milenaria.

 

Todos dicen al ir a Bali: hay que ver los templos, hay que visitar sus playas y hay que ver sus campos de arrozales, pero sin restarle importancia a estos, debes también ver una de las formas en la que la cultura se expresa y no deja de sorprenderte al mantener tus ojos, imaginación y expectativa en alto con sus famosas y tradicionales danzas, las cuales representan un papel importante en la vida de su gente, reflejada en sublimes e increíbles movimientos. Generalmente antes de su presentación, invocan a sus sagrados dioses a través de rezos.

La danza y el baile es la mejor manera de entretenerse. Se ejecutan tanto para el viajero como para las celebraciones de los festivales de cada región. Antiguamente las danzas estaban vinculadas a las ceremonias religiosas y aunque no han perdido del todo esa realidad, su finalidad es cada vez más el distraer y entretener el espíritu. Las danzas más famosas son el Bedaya y el Serimpi, que se bailan en Java central y están asociadas con la realeza, ya que personifican el carácter elegante de la corte real y todo un simbolismo importante del poder del gobernante.

 

Estamos seguros que cuando viajes a la vibrante Bali, será imposible no esperar nada de sus costumbres y tradiciones: únicas, más diversas del mundo y que transforman tus sentidos en una fiesta fascinante donde el escenario cultural desborda arte, música, rituales y danzas de forma tan intrigante que de alguna manera te atrapa y hace que quieras conocer incluso más allá de esas máscaras y atuendos para viajar en la esencia de su mundo. 

Como siempre esta cultura ha pasado a través del tiempo absorbiendo costumbres y adaptando otras culturas a su forma de vida; y ha sido desde la India que trajeron sus creencias e introdujeron una revolución de tradiciones únicamente en las familias reales, artesanos y sacerdotes; las clases sociales son un enigma ya que los balineses son relacionados con descendencia real. Te podría resultar interesante saber que el sistema local en Bali los lleva a organizarse en clanes; su empirismo- metódico tanto en lo social así como también en lo religioso funciona en la administración de tomas de decisiones conceptualizadas en el pueblo por los aspectos: políticos- económicos, siempre de forma racional.

Ahora bien, todo balinés sabe dónde pertenece, cuál es su camino y su animismo; de tradiciones antiguamente festivas a ritos e hitos, es una nomenclatura de señales conjugadas a símbolos santos, sagrados, benignos y santificados, su agradecimiento y actitud positiva conmemora la ceremonia en un acto de retribución por ofrendas típicas en sesiones realizadas a los dioses. Mantener el balance mental, espiritual, físico y psicológico, con una perspectiva separada a la valoración de oportunidades es ínclito de sus fortalezas abiertas a los espíritus como guías en los caminos hacia la conexión misteriosa, es importante para ellos porque identifica la bilateralidad del mundo exterior con el mundo interior, con sus familias, pertenencias, música, danzas y ofrendas.

 Sus gentes son personas receptivas y las cuales ofrecen una calurosa bienvenida a nuevas ideas, pero al mismo tiempo conservan una forma de vida única marcada por sus tradiciones religiosas, sociales y culturales. Y aunque para el mundo resulten culturas extrañas, para los indonesios figuran con mayor razón entre las personas más amigables del mundo, la comunicación, persuasión y curiosidad, los hace ser pícaros, dispuestos y muy confiables con cualquier persona aunque no entienda su idioma, en definitiva es el país más hospitalario del mundo.

 

El calendario balinés

Los balineses siguen dos sistemas de calendario: el calendario occidental y el calendario Saka.

EL calendario Saka difiere del occidental en 79 años menos. En este calendario, un mes tiene 35 días, un año 420 días. Así pues, la fecha del nuevo año varía año a año con respecto a la fecha del calendario occidental. Este sistema es conocido también como el calendario lunar de Saka, el cual tiene la particularidad de contar con un fin de año que es celebrado en total silencio, imagina la isla enmudecida durante un día entero.

Por si fuera poco, existe un tercer calendario especial llamado Pawukon y gira cada 210 días, presenta y rige un sinfín de tareas diarias que deben ser elaboradas por un balinés durante toda su vida. En este sentido, nos complace mencionarte que este sistema cuenta con un listado de variados festivales llamativos y tradicionales de los balineses que podrás también verificar con más detalle en la sección de festivales.

Siguiendo este orden de ideas, es oportuno mencionarte que los pueblos siempre se han caracterizado por ser el lugar perfecto para adentrarse en las prácticas y tradiciones más arraigadas de su gente. Siendo así el caso, trasladémonos al sur de la perla de Indonesia, cerca de la capital Despasar, para llegar al lugar donde se encuentra el epicentro cultural en la isla, el cual corresponde a nada más que el antaño pueblo de Ubud, reconocido como una de las zonas más turísticas y visitadas por un gran oleaje de extranjeros, es territorio de llegada que va en incremento con cada año que pasa. El casco urbano no es de gran tamaño pero sus alrededores cuentan con atracciones para todos los gustos, este lugar que se ha disparado por los encantos arquitectónicos, los variados museos, su artesanía elegante y tallada a mano, reservas naturales sagradas (como el bosque de monos) y las demostraciones de danza tradicional; te deja sin aliento ante un mundo nuevo por vivir.

Quizás aquí sientas lo mismo que el primer día una vez que llegas a Bali, y es el aire de otra dimensión el cual invade tu cuerpo desde arriba hasta abajo y que te lleva a pensar en que definitivamente todo lo que vives aquí es imposible de copiar y encontrarlo en otro lugar. ¡Ubud no se puede explicar fácilmente, Ubud se vive!

 

Ubud es la estancia artística y capital de la cultura en Bali.

 

Si has leído hasta aquí, nos complace ahora mostrarte un conjunto de aspectos y elementos culturales que destacan y anuncian en mayúscula a esta milenaria extensión de paraíso mejor conocida como la Isla de Bali. Por lo tanto, el siguiente compendio de rasgos y matices artísticos con distintos significados centrados e inseparables de la religión, te servirán sin lugar a dudas para descubrir, explorar y aprender sobre la rica y autentica tradición de Bali, además te dará ideas de los puntos de escenarios y actividades más emblemáticas para que una vez llegues no te preguntes que hacer y así establezcas tu ruta aquí.

Los diversos patrones culturales están enmarcados también por elementos naturales y del mundo de las artes como lo son principalmente: la danza, cultivo de arrozales, religión, ritos y arquitectura.

 

  • La Danza

Es una de las expresiones artísticas en Bali que sin lugar a duda no pasa desapercibida. Con ella podrás apreciar la esencia hindú de su cultura y deleitarte visualmente con la increíble finura de sus bailes y espectáculos muy cuidados y de buena calidad que crean. Cada danza tiene un significado y simbolismo de relevancia en toda su expresividad corporal, realizada con distintos movimientos ya sea con la cabeza, las diferentes miradas y fundamentalmente las manos y dedos con sus juegos delicados, todo un conjunto de pasos rítmicos en la que además se representan historias y leyendas balinesas para que sueñes despierto con sus narraciones danzadas.

La mayoría de las danzas están asociadas con los rituales que practican, esto confirma aquello que te mencionamos inicialmente, la espiritualidad de la isla es el centro de sus muchos elementos, por lo que los bailes y danzas balinesas se suman a este grupo. Existen varios tipos de danzas, caracterizadas por ser unas más complejas que otras y las cuales se muestran en diferentes recintos que van desde las entradas de templos, restaurantes en Bali, playas y hasta en cada festival que se lleva a cabo en las populares calles. Las danzas más conocidas te las mencionamos a continuación:

Danza Kecak

Siendo tal vez una de las más impresionantes danzas por no contar con instrumentos musicales sino más bien un grupo de hombres que realizan el coro (estos pueden llegar a sumar un centenar), mientras los bailarines se mueven en éxtasis en una ceremonia que puede estar acompañada de fuego y donde representan a su vez las historias mitológicas procedente del Ramayana, que es un antiguo texto sagrado.

Danza Barong

Es otra de las danzas místicas hinduistas más conocidas en la Isla de Bali; y representa la lucha del bien contra el mal, incorpora muchos personajes y entre ellos personifica a través del baile a un animal religioso que combina mitad perro y mitad león, este lleva por nombre dicha danza. Sin lugar a dudas, esta es una buena muestra para entender parte de la cultura aquí.

Danza Legong

Esta danza explica la historia de cómo los dioses proveen misericordia y bendición para una tierra próspera y llena de paz. También conocida como la danza de las vírgenes, aquí las bailarinas son entrenadas desde muy temprana edad para llegar a ser diestras y las mejores ello. Caracterizada por sus más femeninos, refinados movimientos y expresiones faciales, no sabrás que te pueda sorprender más, si el baile propiamente, lo bonito e impresionante de sus trajes o la linda danzarina ¡la danza Legong es un posteo de brillantes disfraces!  

Danza Kebyar

Es una danza que llegó al norte de Bali y fue creada en los años 20 por el reconocido bailarín balinés Mario, esta representa una pieza con alto nivel técnico y de complejidad en la isla, ya que el bailarín debe dominar su cuerpo y sintonizarlo a perfección con la melodía de los instrumentos que acompañan este baile. Generalmente la danza es realizada por un solo bailarín, el cual lleva a cabo la representación de forma casi sentada o en cuclillas sosteniendo un glamuroso abanico.

Danza Sanghyang Jaran

Es una danza sagrada que es acompañada con el elemento fuego, tal como mencionamos en otro punto. El calor entra a escena pero esta vez utilizado a través de una higuera y una especie de caballito hechos de cáscaras de coco. Aquí los participantes entran en un trance ya que el baile está asociado a un ritual de importantes entidades de la antigua mitología de Indonesia. Se dice que expertos siempre acompañan en este espectáculo para ocuparse de los bailarines hechizados. Definitivamente esta danza balinesa es una mezcla de este plano real con el asombroso misterio de lo sobrenatural.

 

Es por todo lo anterior mencionado, que la Danza figura como uno de los elementos dinámicos y principales, ya que ocupa un lugar imprescindible en las costumbres de la isla y por consiguiente una épica oferta que contemplar. Te invitamos a que no solo te pierdas en Bali con sus increíbles playas y horizontes de arrozales sino que también te dejes envolver con esta puesta en escena de verdadera expresión artística.  

 

  • Cultivo de arrozales

Como si fuese un panorama irreal, son más de 19.500 hectáreas que muestran el alma natural de la isla de Bali en sus vívidos verdes campos de arroz. La vista impresionante ya sea desde lejos o parado en el propio plano de los arrozales, te lleva a pensar que el paisaje fue constituido por un rotulador gigante que dio forma a las tantas curvas de nivel.

Detrás de este paisaje agrario y protagonista de la Isla de los dioses, existe una historia de más de 2000 años atrás en el tiempo, que distingue a Bali del resto de Indonesia por su propia cultura de hinduismo bien diferenciada de la creencia musulmana mayoritaria de las personas en el país. Pues, es la filosofía tradicional de Tri Hita Karana, mejor conocida como las "tres causas del bienestar", la cual soporta su ideal en las tres razones o reinos: humano, natural y espiritual, derivando de la armonía entre las personas, armonía con la naturaleza o el medio ambiente y la armonía con Dios; de manera que entrelazados propician la vital fraternidad y finalmente a unos de los aspectos que queremos mencionarte como lo es el subak, un complejo sistema de riego que antiguamente era construido alrededor de los templos de agua y la distribución era realizada por un sacerdote o en gran medida por la gestión de los aldeanos en cooperativas rurales.

 

En Bali, los campos de arrozales son un componente social importante y fruto de la cultura e historia.

 

Este sistema ancestral que ostenta la isla de Bali se ha transmitido durante más de mil años de generación en generación y ahora podemos admirar en este pedazo de paraíso terrenal, el cual es administrado por una interesante serie jerárquica en el que el nivel más bajo es llamado Tempek y cada agricultor alimenta su campo con una sola presa, de acuerdo al subak más grande, podemos mencionarte que es alimentado por un canal. El representante o jefe del sistema, lleva por nombre Klian Subak y es elegido por sus miembros. Las decisiones entre sus todos son discutidas en las reuniones y el consenso se da por unanimidad para ser lleva luego a cada subak. Un dato de cultivo es que consecutivamente cada 10 días  los agricultores comienzan a plantar.

 

El domino de este tradicional sistema, radica en la gran infraestructura de terrazas de cultivo, pequeñas presas, túneles y canales, además de los puras (templos) con los que cuenta la isla, en este caso, son dos de los templos acuáticos, como el Pura Batu Kau, que lleva a cabo  la coordinación del riego en la parte oeste de Bali y el Pura Ulun Danau que se encarga de la zona norte, este y al sur de Bali. En estos templos, se viven fiestas sagradas cada 105 días con los festivales que corresponden a la temporada de cultivo de arroz, por lo que esta cantidad de días expresa y determina el ciclo de apertura y cierre de los compartimientos del canal, de modo que afirma las plantaciones de forma escalonada y el agua se distribuya eficiente y equitativamente.

 

La isla de Bali es reconocida mundialmente como Patrimonio de la Humanidad por su paisaje de arrozales.

 

Todo este ingenio natural que combina a perfección tanto al hombre como a la naturaleza, es el resultado favorable de la extensión de los fértiles suelos volcánicos y el rico clima tropical aunado a la privilegiada hidrografía, los cuales colaboran a la agricultura de la tan paradisíaca isla de los dioses, para brindar su más preciado alimento que acompaña a muchos de los platos de la cocina balinesa; y que nunca debe faltar a la hora de servir, nos referimos al cereal protagonista: el arroz.

 

Este representa un cultivo importante para los balineses y uno de los sustentos alimenticios que llegan a consumir 2 o 3 veces al día, pero para la población isleña, el arroz es mucho más que un alimento, ya que lo incluyen también en las ceremonias y rituales que realizan habitualmente como ofrenda a los dioses. Tal es el caso a la diosa Shridevi o también conocida como Dewi Sri, que es deidad mitológica originaria de la isla de Java (al oeste de Bali) y representación de la diosa del arroz y de la fertilidad.

Los lugareños creen además que la divinidad tiene dominio sobre el inframundo y la Luna; su devoción los lleva a rendir sus votos a la deidad, con en los pequeños templos que colocan en medio de los sembradíos y por supuesto también con las alegres y coloridas fiestas, que mencionamos anteriormente.

 

Estamos seguros que al momento que explores estas extensiones de intensas paletas de verdes que comprenden los campos de arrozales, te darás cuenta que representa uno de los lugares perfectos para una gran postal que tendrá muchos me gusta en tus redes sociales, al igual que damos por hecho que te habrás sumergido en mundo de total desconexión y fresca zona donde los sentidos se intensifican y sientes que el tiempo va más despacio con lo inmenso que la naturaleza tiene para ti, la cual también preserva la propia identidad cultural, eso lo confirmarás al encontrarte y acercarte a los auténticos balineses y granjeros locales que trabajan en los arrozales.

 

Con todo lo anterior que te comentamos, no podemos dejar de mostrarte los asombrosos campos de arrozales que debes visitar y los cuales te regalan uno de los recorridos más tranquilos, placenteros, con mucha vegetación y fuera del bullicio del turismo en la isla de Bali, así que apunta a tu lista de sitios por ver:

 

Arrozales de Jatiluwih

Para trasladarte a un lugar realmente maravilloso y que su nombre literalmente significa y expresa este adverbio y adjetivo, tendrás que dirigirte sin lugar a dudas a la zona de Penebel, en el corazón de Tabanan. Estando a una altitud de 700 metros sobre el nivel del mar, te encontrarás con la extensión más grande y atractiva de campos de arroz de Jatiluwih y quizás en toda Indonesia aquí. Un hermoso paisaje montañoso que te brinda un aire fresco y panorama natural que relaja tu mente y cada parte de cuerpo como ningún spa lo haría. Un momento icónico aquí, es cuando el sol empieza a esconderse y las luciérnagas deciden alumbrar la noche naciente que se vislumbra con el sonido de la naturaleza.

No te sorprenderá saber que esta hermosa terraza de arroz que se esparce desde el pie de la montaña Batukaru hasta el lado costero, no solo es una potencia natural, sino también una potencia cultural, ya que tiene su lugar de gloria en la inscripción de patrimonio de la humanidad por la Unesco, publicada en junio de 2012 y representa también uno de los 10 lugares más visitados en la isla de Bali.

Respira, camina y siente cada paso de atmósfera pacífica en sus cuidadosamente tallados arrozales con el excepcional sistema de caminos de riego del que te hablamos inicialmente, aquí verás propiamente la sabiduría local en su mejor momento. Del mismo modo, este lugar te atrae por las ceremonias religiosas y únicas que se llevan a cabo en uno de los espectaculares templos de Bali como lo es en el Pura Petali, donde los balineses realizan sus ritos al dios Sang Hyang Widhi Wasa, una deidad suprema de la que emanan muchos dioses. Cerca del templo se disponen instalaciones públicas como zona de estacionamiento, baño, bolsas de descanso y también un wantilan, que es un tipo de pabellón o edificación de arquitectura balinesa, utilizado entre otras cosas para escenario de danzas gamelan o tradicionales.

 

Arrozales de Pupuan

Todavía ubicados al oeste de la isla de Bali, nos trasladamos a la aldea agrícola de Pupuan, haciendo un viaje desde Belimbing, manejando en coche  o moto durante 1 hora hacia el norte; y llegarás a la aldea para encontrarte con un magnífico tramo de terrazas de arroz, donde podrás vagar, desconectarte y escuchar tus propios pensamientos. Sin importar su gran afluencia de turista, este lugar resulta tener uno de los lugares más tranquilos y donde tampoco faltan las celebraciones que los habitantes festejan en numerosas ocasiones.

Tu parada aquí te hará comprender a cabalidad la encantadora y rica cultura de Bali, además de su eje principal de arrozales que contemplaras con una costura de unión que los enlaza y separa.

Plantaciones de café y huertos, bosques tropicales con cascadas y arroyos ocultos; acompañan y convierten a esta ladera en una gran zona donde los agricultores intervienen en una relación íntima con la naturaleza. Te recomendamos que llegues temprano para no te cuenten y más bien veas de primera mano a los granjeros que cuidan los cultivos o mientras recolectan la cosecha tras un escenario enigmático en el solo querrás poner pause a tu viaje y deleitarte con cada detalle de la perspectiva.

 

Arrozales de Tirta Gangga

Si esto no te deja boquiabierto y anonadado por tanto esplendor, no sabemos qué lo hará. Pero esta área rural ubicada al oriente de Bali, cuenta con un sitio tranquilo y muy cercano a uno de los palacios más bonitos de la isla; y es precisamente Tirta Gangga, envuelto de naturaleza e impresionantes terrazas de arroz, llegarás aquí desde Kuta, en un trayecto en coche de 2 horas.

Aquí las muchas secciones de arrozales te muestran sus mágicos espejos de agua que reflejan los rayos del sol en sus diferentes tonalidades del transcurso del día. No es de extrañar que este espacio situado a más de 1000 metros sobre el mar  sea imagen de muchas hermosas postales naturales, por lo tanto representa uno de los grandes motivos para hacer tu visita aquí.  El nombre del popular destino significa: Agua del Ganges, este nombre se refiere al palacio de agua construido aquí en 1948 bajo órdenes de varios monarcas de la época, por ello es muy respetado por sus lugareños.

Te gustará saber que también aquí se ostenta 2 piscinas reales de las cuales los locales cuentan que poseen aguas mágicas que te mantienen joven, este es el  único lugar que combina maravillosamente el misticismo con lo natural como cuento que locamente puedes vivir.

 

Arrozales de Sidemen

Sidemen es un contraste panorámico de las terrazas de arroz de Jatiluwih, pues este divino desfiladero es privilegiado por sus tierras fértiles que se encuentran en la región del este de Bali, más específicamente en la ladera sur del lienzo imponente de la montaña más alta en la isla, el Monte Agung, que resalta en el fondo y el cual está a una hora y media conduciendo en coche desde Kuta por una serie de rutas sinuosas y llena de las mejores vistas.

Este tradicional pueblo de Sidemen, no solo posee un abanico de verdes increíbles con su mar de terrazas de arroz protegidas por las montañas, lechos de ríos, palmeras y musgos; sino que también mantiene intacta sus costumbres ya que no ha sido afectado por la multitud de los turistas que llegan a la aclamada zona.

Con este pintoresco arrozal no podrás evitar perderte en una de las caminatas con incontables recorridos disponibles que brindan naturaleza por doquier, donde no faltan las plantaciones de café y cacao que son atendidas por los grupos de agrícolas locales. Además este destino también te ofrece un manojo interesantes atractivos culturales entre danzas y distintas costumbres que te servirán para oxigenarte con su gente y vivir un gran paseo al cual no se le acaban las sorpresas.

 

Arrozales de Tegallagan

Dicen que se guarda lo mejor para el final, pero con tantas maravillas que recorrimos no te parece que es difícil de elegir la mejor de todas. Pues, dejamos en tus manos la decisión y finalizamos este punto mostrándote las terrazas de arroz más famosa por la mayoría de turistas en la isla de Bali. Se trata de nada más que el cultivo de arroz ubicado a media hora en coche de la capital de la cultura balinesa, Ubud; entre esta y Tampaksiring, nada más que el pueblo de Tegallagan.

Según la época o tiempo en que se cultiva el arroz aquí, las terrazas te mostrarán un tono de verde específico, color dorado o los mágicos espejos de agua que acompañan a los primeros brotes; sin importar el tiempo en que vengas, lo que es seguro es el gran momento que disfrutarás al caminar y contemplar la vista.

Los arrozales aquí también implementan el sistema tradicional subak y por otro lado, te será interesante saber que en esta localidad forma los tres paisajes en terrazas más estupendos de la región.

Muchos de los visitantes se detienen en lo alto de la carretera, donde observan el panorama más fresco y ventoso que les permite la mejor foto para el álbum de sus vidas, ven tú también a tomar tu postal en la hora más recomendable y que no tiene multitud como lo es en la mañana.

Ahora es tu turno de viajar con este gran equipaje de cuantiosa información que te damos con los más destacados, famosos y turísticos campos de arroz que existen en la isla de Bali. No olvides que, así como los sagrados templos, podrás encontrar también a cientos de arrozales por el camino, ellos verdaderamente son el alma de la isla; y tú ese espíritu aventurero con mucho que ver.

 

  

  • Religión

Ser diferente puede ser un buen calificativo, pero para la isla de los dioses la connotación perfecta es: ser única. Y es que no basta con tener las más exuberantes vistas de playas, los envidiables escenarios de extensiones de arrozales o los icónicos y sagrados templos; ya que este insular de Indonesia, goza también de un fulgor de exclusividad por su fe o forma de vida hinduista muy particular. Puesto que Bali, es la única isla con la mayor comunidad de cultura hindú, en un país súper poblado donde contrariamente la mayoría de la población es musulmana. Además, debes saber que comparando la isla con todo el mundo, sigue ostentando esa mayor porción de creencia hinduista, agrupando actualmente de esta forma, a más del 90% de los profesantes en este místico paraíso.

 

Este componente cultural lo consideramos de gran relevancia para la identidad de los balineses, puesto que la religión en Bali, a pesar de no estar sustentada en algún escrito o dogma en particular, representa el elemento central y de cohesión social que impera en cada rincón; y despliega en sí misma una interrelación con casi todo lo que se encuentra en esta sociedad espiritual, coloreando alegórica y literalmente a casi todos los aspectos de la vida balinesa, entre ello, lo que hasta ahora te hemos mencionado, como las tradicionales y finas danzas, así como las terrazas de arroz que conforman el paisaje. Pero eso no es todo lo impregnado de modo sutil, suave y permisible, más adelante tenemos otros puntos con los que te darás cuenta de ello. Mientras tanto, detengámonos en esta sección mística y religiosa para conocer la esencia de esta mayúscula Bali.

 

Al sumergirte en la cultura de Bali, respirarás un increíble ambiente de misticismo por su creencia hinduista.

 

La religión hindú llegó a Bali desde otro punto del oriente del mundo, siendo específicamente de la India el origen de ello, donde los navíos mercaderes que se extendían desde la China hasta la India; venían desde el continente hasta el archipiélago para comercializar, éstos fueron los que exportaron sus creencias que lograron atravesar el gran archipiélago indonesio, llegando en el siglo V de nuestra era al hermano isleño Java, para luego implantar por fin su religión en la famosa isla de Bali.

Pero no fue hasta el siglo XVI, mil años después, que se implantó con más fuerza el hinduismo, debido a una revolución musulmana que se encargó de perseguir a los seguidores hinduistas de Java, sobre todo a los pertenecientes de la dinastía de reyes, incluido al legendario príncipe llamado Airlangga, a quien lamentablemente le asesinan a su tío el rey, de modo que usurpan su trono; de esta manera el príncipe tuvo que huir en un éxodo, escondiéndose con toda la familia y seguidores al oeste de la isla y sus alrededores, donde se esparcieron e hicieron vida, de manera que a Bali llegaron la realeza, los artesanos y sacerdotes; por esta razón se les ha asignado a los balineses, el estatus de ascendencia real, que toman como orgullo balinés.

La pequeña historia no termina aquí, te contamos que poco más de una década después, el príncipe Airlangga, se reúne con los aún fieles a su tío, para buscar la reconquista de Java, la cual consigue victoriosamente en el año 1035. Es clave en la historia e importante mencionarte, el reencuentro que tuvo el príncipe con su madre, la cual se había alojado en la isla de Bali en momentos de la persecución; y donde contrajo  sus segundas nupcias, de modo que al reencontrarse, produjo que las dos islas geográficamente hermanas, se estrecharan mucho más, permitiendo el establecimiento cómodo de la religión hinduista en Bali y por consiguiente una consolidación de la fé que ha perdurado hasta el día de hoy.

 

El principio básico de la religión de Bali, es que la isla es propiedad del dios supremo Sanghyang Widhi.

 

Es interesante saber, que al momento que llegara la creencia hindú a la isla de Bali, este credo había tomado distintas formas y se había modificado sutilmente en las tantas regiones a la que fue llegando, como a la isla de Java y otras; donde flexiblemente se acopló a elementos religiosos de estas comunidades y se mezcló con tradiciones islámicas, animistas y también del budismo y confucianismo. Así que llegó un poco tarde al establecerse en Bali, por eso solo resultó ser como una capa de arropaba un sistema de creencia ancestral que era muy fuerte y arraigado que imperaban en la isla y el cual no iba a ser fácilmente desplazado. Inclinado a los elementos de la naturaleza inanimados que les rodeaban y los cuales cobraban vida como dioses o espíritus poderosos, a los que temían y adoraban para que no se enfadaran y más bien les fueran propicios.

Podían provenir de los volcanes y montañas sagradas que escupían fuego y cenizas haciendo temblar la tierra, mostrando todo su cólera y los poderosos y destructivos que pueden llegar a ser en cualquier momento; de lo más profundo del mar, donde los malos espíritus incautaban a los pescadores con estos mares embravecidos; e incluso de la selva, donde los demonios inducían terribles sequías o lluvias torrenciales. Por lo tanto la isla de Bali, es cúmulo ideológico al que se sumaron las creencias extranjeras y crearon un universo mitológico aún más grande, por esta razón depende de las estaciones meteorológicas.

En virtud de lo que te hemos dicho, es de destacar de Bali ha sido y continúa siendo muy tolerante, respetable, hospitalaria y siguen y siguen muchas otras cualidades que resaltan lo receptiva que puede llegar a ser, esto con respecto a todo aquello que ha venido desde el exterior y con lo que ha adoptado en tradiciones y costumbres, transformando su forma de concebir la religión, sin dejar de lado ni perder su esencia que consiste principalmente en arte y rituales.

 

En la isla de Bali llaman a su religión: Agama Tirta, la cual es más animista que el propio hinduismo.

 

La religión del hinduismo balinés se diferencia de la principal filosofía hinduista proveniente de la India, ya que difiere en varios aspectos con una interesante gama de características que la hacen particular y crean al Bali de hoy día. Donde existe elementos de la naturaleza que están influenciados por espíritus; por lo que el animismo encabeza el área religiosa junto a dioses, espíritus ancestrales y características budistas que la convierten en un mundo aparte de la religión con la que se fusionó, creando un universo organizado donde el poder del Dharma conserva todo junto.

Uno de los más marcados escenarios con los que dista el hinduismo balinés es: el sistema de casta. Y creemos muy importante equiparte con esta información, ya que al viajar a un nuevo destino, siempre será enriquecedor e importante conocer las costumbres básicas de su sociedad, puesto que como viajeros e invitados es nuestro deber entender las tradiciones y prácticas más comunes y así no ofender a los lugareños que te brindan la estadía de ensueño en esta sagrada y mágica isla de los dioses.

 

Sistema de castas

El cual viene desde la India y lo trajeron los más cercanos colonos de Java. Es un sistema social que todavía existe en Bali y que el cual se mantiene identificado perfectamente por el nombre que posee cada casta, siendo cuatro castas o clanes representados en una jerarquía patriarcal bien definida y a la que todos pertenecen con una posición o un papel que denota la práctica o un conjunto de ceremonias a realizar. Aunque si por algún motivo alguien queda excluido de ellas, sea por desobediencia u otra causa, ningún otro clan lo protegerá y por tanto la persona queda sola en la sociedad.

Estos clanes aquí funcionan en base a la asistencia de todos sus miembros que lo conforman, manteniendo la unión por medio de la responsabilidad colectiva, todo aquí funciona de manera comunal. Además, este sistema en la isla de Bali tiene la particularidad de presentar un conjunto interesante de nombres, los cuales son asignados según el orden en que se haya nacido. Este es un dato peculiar que también encontrarás en nuestra sección de curiosidades juntos a otras relevantes notas, de manera que estamos seguros te pueden dejar más que sorprendido e incluso te servirán para este rumbo aquí. Sin embargo, no te nos vayas a curiosear sin antes conocer con detalle los niveles de castas en cuestión. Estas se agrupan en:

Los Bahamanes

Es el primer nivel o el más elevado de la jerarquía hinduista y es representado por hombres poderosos y respetados, destinados a ser sacerdotes, los cuales dominaron la sociedad hindú fundamentalmente entre los años 1500-500 antes de Cristo. En la actualidad esta clase está compuesta por una minoría que mantiene su influencia y estatus en ámbitos tradicionales, limitando su vida a la mera religión y enseñanzas del sánscrito además del cuidado de los puras (templos) con sus prácticas religiosas.

Esta casta de libaneses la podrás encontrar resididos en la zona sureste de Bali, al este de su capital Denpasar, más específicamente la región de Pantai Sanur. Anímate a visitarlos que este corto recorrido te permite llegar en tan solo unos 30 minutos en coche desde el aeropuerto internacional Ngurah Rai.

Los Kshatriyas

Esta era la casta que antiguamente conformaban los reyes, príncipes y guerreros. Constituye el segundo nivel en este sistema e históricamente fue un rango reconocido como premio por el relevante servicio que prestaban los que conformaban este grupo a los gobernantes de la época.

En definitiva, los Kshatriyas eran considerados como aquellos que resguardaban el pueblo para defenderlo de los peligros, por lo que tenían fama de un gran coraje y mucha valentía. Hoy día, quedan algunas familias de Kshatriyans, pero el número se ha reducido enormemente, sin embargo queda un remanente de prácticas de esta clase, como las simbólicas artes marciales que están siendo reutilizadas y le dan estatus superior a las familias que lo practican.

Los Vaishyas

Conformada por mercaderes, comerciantes y funcionarios de la administración, también es llamada como la casta Wesias, es el tercer estrato encargado principalmente de cuidar de los granos de cultivo de alimentos, la protección de algunos animales, el comercio y lo nacido de la propia naturaleza.

Es momento de mencionarte, que estas tres castas que anteriormente hemos señalado, son las superiores y por tanto calificadas como parte de la nobleza.

Los Shudras

Es la cuarta y última de las que conforman estos clanes y además representa a casi la población total con los campesinos y artesanos. Te resultará interesante observar que cuando un Shudra se encuentra con un noble, le inclina la cabeza, mostrando respeto por ellos.

Los pabellones en palacios, puras (templos) y casas tienen niveles para permitir que las personas se sienten de acuerdo con su estado jerárquico, de modo que las castas pertenecientes a la nobleza se sientan en los niveles más altos. Y se ha incorporado el casamiento entre cada nivel, lo cual ha unificado de cierta forma a los clanes debido que antiguamente las nupcias entre ellos estaba prohibida.

 

En la isla de Bali el sistema de castas sigue vivo y es parte de las raíces culturales que le identifican.

 

Lograrás darte cuenta que la cultura balinesa es una de las más sistemáticas del mundo tanto a nivel social como religioso, todo un engranaje bien constituido en el que cada miembro cumple una función y se colaboran entre ellos, pero lo que más agrada: el ambiente alegre y festivo con sus tantas ceremonias y ritos que adornan cada rincón y esquina, ya sea en los templos como en cada paso del camino con sus coloridas cestas de hojas de palma y flores silvestres. Estas prácticas forman parte de las actividades dentro de su calendario y las cuales tuvimos que hacerte un punto aparte por lo increíble que resulta y lo importante que son para los lugareños, quienes son felices si consiguen y mantienen su balance espiritual, mental y físico para conservar el foco de la matriz que es el equilibrio perfecto. ¿No te parece todo un arte en torno a la religión? Pues es la isla de Bali la que le da ese concepto artístico y único que te dijimos a comienzo de este punto.

 

 

  • Ritos

Esta es la razón y epicentro del por qué la vida en la isla de los dioses es tan exótica, mística y espiritual, ya que el elemento cultural que te presentaremos ahora, sucede casi todos los días del año y es considerado muy importante dentro del estilo de vida para cada balinés, los cuales siguen además el calendario ancestral que los ha regido desde siempre.

Pues se trata de los ritos de Bali, los cuales tienen un sinfín de propósitos principales y son utilizados para limpiar y eliminar aspectos negativos de la persona u objetos, pero más allá de esto, se trata de eliminar cualquier impureza en el alma que incluso esté acumulada en esta misma vida o desde otras generaciones (vidas pasadas), por lo que la reencarnación es una creencia fiel para los lugareños en la isla. Así que no te sorprenderá escuchar a alguno de sus locales decir: “Mi hijo es mi bisabuelo renacido” y así continuamente. Para los balineses la reencarnación es uno de los cinco principios fundamentales del hinduismo y lo llaman como Punarbhawa/ Samsara, con el objetivo de obtener la perfección y la santidad del alma de modo que esta pueda ser recibida en el reino de Dios.

Cada rito que realizan marca diferentes etapas a lo largo de todas sus vidas (y respetuosamente creemos conveniente usar el plural para “vidas” ya que así manejamos el concepto de reencarnación al que se inclinan), hasta la muerte. Se considera que un tercio de las horas de una mujer balinesa se ocupa en preparativos, participación de ceremonias y ritos y limpiezas después de ello. Por lo tanto la vida  aquí es un período constante de ofrendas, que se llevan a cabo en orden y con el sentido correcto, si por el contrario no se realiza con esta intención, el universo espiritual balinés pierde su balance.

 

En Bali, las calles son salpicadas con las coloridas ofrendas de adoración que se llevan a cabo en sus ritos.

 

Es importante señalar, que los balineses barren y limpian las calles el día anterior por las ofrendas entregadas, de modo que desde muy temprano al comenzar un nuevo día ya todo está listo e impecable para nuevamente obsequiar los distintos presentes destinados a apaciguar y complacer a los variados dioses.

Comprender a Bali, así creemos que está bien definida la etiqueta que anuncia el mayor viaje que llegues a hacer en tu vida, porque su complejo sistema de rituales que empapan el día a día y que junto a ellos acompaña mucho de lo que te hemos venido hablando, como las espléndidas coreografías sagradas de sus danzas, crean el efecto de que su espiritualidad sobrepasa y se desborda inundando siempre en una puesta en escena que tiene lugar a cada momento, en cada rincón de la isla y a diferentes escalas.

Es oportuno mencionarte, que de tan variados ritos que se llevan a cabo por doquier en la isla de Bali, estos pueden ser practicados de forma individual, en familia o rituales que implican semanas de preparación para todos los miembros de la aldea, entre los cuales se destacan los siguientes cinco grupos:

 

  1. Dewa Yadnya, ritual sagrado para espíritus superiores, los dioses (como Odalan) o también realizado en ceremonias del templo e incluso para cremación.

 

  1. Butha Yadnya, ritual sagrado para los elementos de la naturaleza.

 

  1. Manusa Yadnya, ritual sagrado para el hombre a lo largo de la vida, muchos de los cuales son ritos de paso basados en la comunidad y son agradables.

 

  1. Pitra Yadnya, ritual sagrado para los muertos.

 

  1. Rsi Yadnya, ritual sagrado para los religiosos, ancestros, los santos y fundadores de la creencia.

 

Algo que no te dicen las revistas o los artículos, es que el ritual de Bali vertebra la vida de esta isla y de cada persona, por tanto va más allá del implacable avance del turismo que se ha venido incrementando. El ritual se vive con fervor, con orgullo y con una pasión que te puede contagiar en cada esquina cuando los ves: tranquilamente susurrando en oración, entregando sus lindas ofrendas o con los ojos cerrados meditando. Esa es la Bali espiritual más transparente y propia donde los dioses decidieron habitar.

 

Resultaría extenso mostrarte aquí cada ritual o ceremonia de los que se llevan a cabo, apenas logramos mencionar un conjunto de cinco pero al momento que visites los festivales que te ofrecemos en su respectiva sección, te darás cuentas que suman un gran números de coloridas fiestas espirituales que harán definitivamente de tu ruta aquí en Bali, una bendición turística que no consigues en cualquier iglesia del mundo. Así que por el momento y sin alejarnos mucho del tema, permítenos mostrarte tres instrumentos principales que existen y usan los balineses en las oraciones que realizan, ya sean en los ritos o ceremonias estos enmarcan un significado especial, tales son: Bunga (flor), Dupa (incienso) y Tirta (agua bendita).

Bunga o flor: Expresa el respeto a su Dios supremo Sanghyang Widhi o al conjunto de dioses que emanan de él. La aplicación correcta de las flores, viene dada al cumplir con las restricciones asignadas: las flores no deben crecer en tumbas, deben ser frescas, no deben provenir de coco a pesar que este es utilizado ampliamente al ser llenado de agua bendita.

Dupa o incienso: Es el segundo instrumento principal en estos actos culturales y funciona como testigo de ritos y ceremonias; representando simbólicamente a Agni, quien es para ellos el dios del fuego. A diferencia del incienso Chino, el balinés es más pequeño en tamaño y conserva la forma de barra.

Tirta o agua bendita: Su nombre y función varía de acuerdo al rito o ceremonia que se esté realizando. Normalmente el agua bendita se rocía antes y después de cada rito. También se presenta el caso de ser utilizada como purificador de almas para entrar al pura (templo) o dar inicio al rito y es vertida por el sacerdote; en este caso es llamado Tirta Pelukatan. Cuando se trata extender y cubrir con bendición de dios al ser humano, el agua lleva por nombre Tirta Wangsuh.

 

 

  • Arquitectura 

Quizás la cereza que adorna este majar cultural, sea la arquitectura de Bali. Y es turno del último elemento que nos complace mostrarte como digno representante de la milenaria cultura en la isla. Es posible que imagines a esta antaña isla de Indonesia, con características de tener poca infraestructura, debemos decirte que ello se encuentra lejos de la realidad. Déjanos revelarte que (reiteradamente la creencia hindú como foco cultural) se ha enlazado también a cada calle, templo, estatuas y esculturas; y muchas zonas que verás a tu alrededor, por lo tanto cada establecimiento te ofrecerá su propio encanto arquitectónico de origen balinés.

Distinguida en todo el archipiélago Indonesio, la perla de Bali goza de una arquitectura fresca en simbiosis con la naturaleza, convirtiéndose en un oasis donde la creatividad y diseño no tienen límites. Generalmente los materiales más utilizados en los edificios y casas balinesas, incluyen techos de paja, madera de coco, palos de bambú, madera de teca, piedra y ladrillos. Siguiendo las distintas filosofías y valiéndose del exterior natural para proveer una estructura artificial con una atmósfera relajada y tropical; las casas y resorts privados proporcionan una vivienda perfecta que está en sintonía con el medio ambiente y donde además no quedan atrás los elementos más modernos en los que se observa la unión de tradición y modernidad.

 

Y como siempre nos encanta resaltar lo más propio de la isla de Bali, te invitamos a ver en tu viaje aquí, las casas tradicionales balinesas, las cuales están rodeadas de un muro de piedra y en las esquinas hay torres que protegen la energía del hogar de los malos espíritus. Al noroeste del terreno se sitúa el lugar más sagrado e importante de la casa, allí se encuentran los templos familiares. El terreno suele ser grande y en él se albergan construcciones para varias generaciones de la misma familia, según va aumentando. Las entradas típicamente son estrechas y las puertas de madera afanosamente labradas son uno de los elementos más bellos de la casa; y a los lados tienen esculturas de piedra, típicas de la decoración oriental que tanto está de moda y cuyos amantes en Bali hallarán un verdadero paraíso.

Este sistema tradicional en sus edificaciones se basa en 7 filosofías de arquitectura balinesa, las cuales giran alrededor del hinduismo, la organización espacial y las relaciones sociales basadas en lo comunal. Una casa balinesa, casi siempre estará diseñada alrededor de estas 7 filosofías:

 

  1. Tri Hata Karana: Crear armonía y equilibrio entre los 3 elementos de la vida, el atma o humanos, angga o naturaleza y khaya o dioses.
  2. Tri Mandala: Reglas de la división del espacio.
  3. Sanga Mandala: Reglas de división de espacio basado en las direcciones.
  4. Tri Angga: Concepto o jerarquía entre los diferentes reinos.
  5. Tri Loka: Similar al Tri Annga pero con distintos reinos
  6. Asta Kosala Kosali: 8 guías de diseños arquitectónicos en cuanto a símbolos, santuarios, etapas y unidades de medida.
  7. Arga Segara: Eje sagrado entre montaña y mar.

 

Hacemos punto y aparte y te expresamos que son muchos los eventos culturales y momentos notorios con los que puedes coincidir en tus planes de viaje a Bali.  Ahora que has visto la descripción de éste espectacular lugar, que esperas para viajar, conocer su cultura y ser cautivado por tan hermoso lugar lleno de actividades que marcaran tu vida de nuevas aventuras divertidas.

 

 

Booking.com

Lo más leído Cultura

Booking.com
Booking.com